Gráfica de la semana: Flujos de Inversión Extranjera en 2013

De acuerdo al último reporte sobre la inversión de la Conferencia de Comercio y Desarrollo de Naciones Unidas (UNCTAD por sus siglas en inglés), en 2013 los flujos de inversión global recuperaron el crecimiento. Las economías en desarrollo mantuvieron el liderazgo como polos de atracción de la inversión. La buena noticia es que un alto porcentaje de esa inversión se concentró en la manufactura y los servicios y en menor medida en industrias extractivas. Otro actor que está cobrando relevancia en la inversión global, es el grupo de compañías de propiedad estatal (SOEs por sus siglas en inglés), que aunque representan 1% de las compañías Transnacionales (TN) controlan 11% de los flujos de inversión. Por otro lado, el mismo informe señala, que los grandes acuerdos mega regionales que se están negociando como el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y el Acuerdo Comprehensivo Regional de Asociación Económica (RCEP), pueden tener impactos sistémicos en el régimen de los acuerdos internacionales de inversión. De ahí que en este reporte, la UNCTAD presenta un plan de acción para invertir en las metas de desarrollo sustentable. Es decir, diseñar una estrategia de colaboración entre los principales actores, gobiernos y TN, para que la inversión llegue a los sectores prioritarios de las economías.

 

 

La gráfica que acompaña a este texto, presenta los flujos de inversión que captaron las economías (21) pertenecientes al Mecanismo Económico de Cooperación de Asia-Pacífico (APEC por sus siglas en inglés) en 2013.  Esta región captó el 50% de los flujos de inversión mundial. En este grupo, nueve economías atrajeron cerca del 90% de la inversión. Los dos mayores receptores fueron Estados Unidos y China que juntos absorbieron el 40%.  Por su parte, Rusia, Hong Kong, Singapur y Canadá, atrajeron inversiones superiores a los 60 mil millones de dólares cada uno. En seguida destacan, Australia, México, Chile e Indonesia.  En tanto que Tailandia, Malasia, Corea del Sur, Perú y Vietnam, recibieron montos entre 8 y 12 mil millones de dólares cada una. Así, las economías en desarrollo de Asia se han convertido en destino favorito de la inversión global, impulsada por una política proactiva de cooperación internacional y por la localización regional de los centros de decisión de las TN. México por su parte, se ha convertido también en un destino importante de la inversión extranjera. Recientemente, la inversión japonesa en el sector automotriz se ha incrementado sustancialmente, favorecida por la firma del Acuerdo de Asociación Económica entre los dos países.

 

Fuente: World Investment Report 2014: Investing in the SDGs: An Action Plan. http://unctad.org/en/pages/PublicationWebflyer.aspx?publicationid=937

 

Contribución de la Dra. Melba E. Falck Reyes, doctora en Relaciones Internacionales Transpacíficas.